Madrid Network y la Universidad Nebrija se unen para el impulso de la Promoción Empresarial de la Mujer Ingeniera

En un momento en que las políticas de igualdad están siendo muy discutidas en España no podemos olvidar que la promoción empresarial de la mujer sigue siendo un tema no superado y un objetivo necesario, más, cuando hablamos de mujeres STEM y en concreto de ingenieras. En líneas generales pensamos que el talento se divide al 50% y que la capacidad de dirigir proyectos o empresas de varones y mujeres es la misma, pero los datos son contundentes.

En las universidades españolas se gradúan cada año más mujeres que varones, el 54% de los graduados son mujeres, de las que el 24,8% son ingenieras y arquitectas, y el 46% son varones. Sin embargo, los datos nos indican que sólo un 34% de mujeres ocupan puestos de dirección lo que significa que un 66% lo ocupan varones, y sólo un 16% son puestos de alta dirección ocupados por mujeres.  Cuando vamos subiendo en la pirámide, el porcentaje disminuye. Adicionalmente, de acuerdo con datos de la CNMV sólo un 27% son Consejeras de empresas del IBEX 35. 

En los últimos hemos estado presenciando una caída de nuevas matriculaciones en estas titulaciones -un 26% en hombres y un 33% en mujeres- a pesar de la necesidad de perfiles técnicos, ingenieros, físicos, químicos o matemáticos para lo que denominamos en Europa “el futuro del trabajo y los nuevos perfiles digitales y tecnológicos”.

Los datos de contratación de hombres y mujeres ingenieras en las grandes empresas son muy similares, sin embargo, observamos que al subir en la pirámide los porcentajes disminuyen. Si a esto le añadimos que la muestra de la base de la pirámide es muy reducida, se pone de relevancia que, o generamos herramientas que faciliten y aceleren el acceso de ingenieras a puestos de responsabilidad o cada vez será más difícil que los ocupen. Además, numerosos estudios han demostrado que equipos directivos que no están formados exclusivamente por hombres ayudan a la rentabilidad empresarial. Ante esta situación, no podemos quedarnos de brazos cruzados, debemos contribuir con fórmulas que favorezcan la promoción empresarial de la mujer ingeniera. 

Madrid Network se suma al Proyecto de la Universidad Nebrija de impactar directamente en las empresas ayudando a estas a generar las condiciones adecuadas para que se produzca una igualdad de oportunidades real, y, entre otras condiciones, se creen herramientas que faciliten el acceso de ingenieras a puestos de responsabilidad para tener una realidad más rápida. 

Este proyecto se hace realidad con la puesta en marcha del Programa de Desarrollo para la Dirección, Mujer Ingeniera y Directiva que contempla, como principal objetivo, acelerar la carrera profesional de mujeres ingenieras para que puedan acceder a puestos de dirección. 

El objetivo de esta formación es instar a las ingenieras de diferentes empresas a asumir responsabilidades gerenciales de cualquier tipo y dimensión, con una perspectiva de formación multidisciplinar, fortaleciendo los conceptos de compromiso, esfuerzo y responsabilidad y aportándoles una visión global de la empresa, inmersa en un tiempo de revolución digital. El programa lleva asociado un proceso de coaching individual para cada participante. Y cuenta con un gran respaldo, La Fundación Talgo, que se vincula a esta iniciativa, siendo la primera organización en respaldarla e incorporarla al plan de formación interna del Grupo. Detrás de Talgo, se han ido sumando otras empresas.

Existen otros programas de formación para el impulso de la Mujer a la Dirección, pero en este caso, hemos dado un paso más con un programa exclusivo y único para mujeres ingenieras y STEM, esta es la propuesta de valor diferencial de Universidad Nebrija. Se creará una red de networking de ingenieras compartiendo experiencias que el día de mañana serán referentes y que como gestoras de empresas crearán las condiciones necesarias para que haya un avance real hacia la igualdad de oportunidades y la distribución del talento en las organizaciones.

El grupo de ingenieras trabajará con referentes femeninos en Masterclass de Ingenieras de la Alta Dirección de las Empresas participantes. Suficientes referentes como para demostrar que llegar, es posible. Y, aunque nos quede camino por recorrer, lo que si os podemos afirmar es que ser Mujer Ingeniera y Directiva, es posible y, además, deseable.